Remoción de lunares y verrugas

Remoción de lunares y verrugas

Es muy común que tengamos lunares, incluso algunos con apariencia de verruga en nuestro cuerpo. Sin embargo algunas veces resultan poco estéticos, incómodos o pueden representar un riesgo mayor para tu salud. En estos casos, un dermatólogo realiza una remoción del lunar o la verruga. 

El procedimiento de eliminación de lunares y verrugas es normalmente sencillo y rápido. El más común es al que los dermatólogos llaman crioterapia, y consiste en la aplicación de nitrógeno de forma controlada en el lunar para congelarlo y así eliminarlo. Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo: cara, cuello, brazos, manos, etc.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Doctor
Aditi Richmon

Cirugía General

Doctor
María Andaloro

Cirugía General

S/ 1750 - Reserva ahora
Doctor
Umar Sanford

Cirugía general

S/ 1500 - Reserva Ahora

Sobre la remoción de lunares y verrugas

Es muy común que tengamos lunares, incluso algunos con apariencia de verruga en nuestro cuerpo. Sin embargo algunas veces resultan poco estéticos, incómodos o pueden representar un riesgo mayor para tu salud. En estos casos, un dermatólogo realiza una remoción del lunar o la verruga.
El procedimiento de eliminación de lunares y verrugas es normalmente sencillo y rápido. El más común es al que los dermatólogos llaman crioterapia, y consiste en la aplicación de nitrógeno de forma controlada en el lunar para congelarlo y así eliminarlo. Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo: cara, cuello, brazos, manos, etc.
Hay dos tipos de afectaciones de la piel que se pueden remover: las benignas, como pecas, fibromas, queratosis o los quistes de grasa; y otras que pueden ser malignas, como los carcinomas.

En el caso de las benignas, se eliminan por cuestiones estéticas o si te provocan incomodidad, por ejemplo al rozar.

En el caso de las malignas, es importante eliminarlas tras hacer un estudio biológico para determinar el estado de salud de la zona y adaptar la cirugía a cada caso.
Generalmente la remoción de lunares no conlleva complicaciones ni efectos secundarios. Sin embargo se pueden presentar:

- Infección y sangrado en el sitio de la intervención.
- Cicatrices
- Reaparición del lunar
Hay dos tipos de afectaciones de la piel que se pueden remover: las benignas, como pecas, fibromas, queratosis o los quistes de grasa; y otras que pueden ser malignas, como los carcinomas.

En el caso de las benignas, se eliminan por cuestiones estéticas o si te provocan incomodidad, por ejemplo al rozar.

En el caso de las malignas, es importante eliminarlas tras hacer un estudio biológico para determinar el estado de salud de la zona y adaptar la cirugía a cada caso.
Generalmente la remoción de lunares no conlleva complicaciones ni efectos secundarios. Sin embargo se pueden presentar:

- Infección y sangrado en el sitio de la intervención.
- Cicatrices
- Reaparición del lunar